lunes, 15 de septiembre de 2008

Con los ojos abiertos es mejor

Ah, el beso. Una de las más grandes expresiones de afecto, amor y/o cariño entre los seres humanos. Tanta trascendencia que tiene y hoy en día se ha visto minimizado. No sé si es que yo no me estoy adaptando a los nuevos tiempos, si es que las normas del sexo express se están extendiendo más allá del límite de lo sexual o si simplemente la humanidad se cansó de milenios de intercambio salival patrocinado por nuestros amigos los franceses, pero en algo sí estoy claro: últimamente, el beso está perdiendo importancia en las relaciones de pareja.



"¡HORROR!" dirán algunos. Pero no les miento. O no sé si sinceramente soy tan mal buscador de pareja que me ha tocado cada ser humano con menos humanidad que el anterior... ¿O será que yo le doy demasiada importancia a los besos en una relación?

Opinión personal de su amigo Francisco: yo puedo sobrevivir en una relación sin sexo. De verdad. Pero sin besos y caricias que los acompañen, honey, i'm screwed. Así de
simple. Entonces sí se puede decir que mi vida gira en torno al contacto de mis labios con los de otra persona.

Y es que así sea piquito, francés, enjuague bucal, en la mejilla, en la frente, media luna, esquimal, en el cuello, dental, ventosa-de-pulpo, de telenovela o cualquier otro tipo, un beso puede decir cosas que millones de palabras no pueden. Suena a cliché barato, pero es así. Si los ojos son el espejo del alma, los labios son el escaparate: besos que recibe, besos que quedarán bien guardados.



Luego de esta pequeña introducción, entro de lleno al tema que le da título a esta entrada: ¿es mejor besar con los abiertos que con los ojos cerrados?

Una vez más nos encontramos con una situación típica envuelta en cliché. Según una pequeña encuesta que hice entre vari@s amig@s, besar con los ojos cerrados es mejor. ¿Por qué?. Según ell@s, se siente más "el momento" y la empatía aumenta. Pero les pregunté "¿y ustedes han besado a alguien alguna vez con los ojos abiertos?" Sus rostros expresando terror y con una
mirada que casi me acusa de hereje me contestaron un rotundo NO. Luego les pregunté el por qué y sus respuestas dejaron mucho que desear: "porque no está bien", "porque es incorrecto", "porque es una falta de respeto hacia tu pareja", "porque así está establecido", "por cortesía" (?), "porque no es lo mismo."

Mi respuesta es: porque así nos lo dijo la cultura popular. Y dicen que el cine hollywoodense sólo es comercial y no influye en las culturas... ¡Ja! Por eso los sociólogos son los más ocupados en la actualidad. ¿Alguna vez han visto una película de esas "ladies night" romanticonas con finales felices o una de esas comedias románticas de Hugh Grant y Richard Gere? ¿En esas películas (y recuerden las viejas también al leer esto, no solo las más recientes) recuerdan haber visto una escena donde los protagonistas se hayan besado con los ojos abiertos? ¿Al menos uno de ellos? Estoy seguro que la respuesta mayoritaria será no.



¿La razón de esto? No lo sé. Es que ni siquiera en las películas porno, donde se supone que el placer visual está en ver novedad y lujuria extra en el sexo, los besos son con los ojos cerrados.

Yo, Francisco Javier Pacheco Hernández, beso con los ojos abiertos. Sí, i'm a freak, si eso les hace feliz. ¿Por qué? Tampoco lo sé. Disfruto más haciéndolo así. Quizá es porque me llena ver la expresión placentera y entregada de la persona a quien beso. No, no considero que esto sea egoísmo. Quizá es porque cuando beso, me gusta acariciar con mis manos ese rostro que mis labios tocaron primero, y con ese placentero tacto, el delicioso (no siempre) gusto de los labios que beso, el olor de la lujuria y de la pasión, y el sonido del roce de nuestros labios... ¿no hace falta un sentido para completar el éxtasis placentero a nivel de
los cinco sentidos primarios? Claro, un vistazo no hace daño a nadie.

Los que me conocen bien saben que yo soy muy humilde y a veces rayo hasta en el extremo de la autocrítica y la baja autoestima, pero de algo sí me lleno el ego y lo exalto: soy un buen besador y por eso lo disfruto como nadie.

PD: Yes, Chícolo, this is for you ¬¬

PD2: No, no abro los ojos como camaleón en busca de presa, es una mirada sutil y sensual... ¡jaja!

5 comentarios:

Javier dijo...

Yo he besado con los ojos abiertos. Y es mil veces mejor, like a lot.

No sé si es por cultura popular... pero de las más o menos 8 personas que he besado en mi vida, sólo una, aparte de mí, besa con los ojos abiertos también.

Memorias patrocinadas por Petroleos de Venezuela S. A.

(Tú me entiendes)


Fabulosa entrada, mi Chesco querido!

AlucarD dijo...

yo beso con los ojos aviertos jujuju
buscando el minimo exiicionismo para exitarme mas
ademas megusta ver la caara de la persona a quien beso...

que puedo decir
me gusto como todo lo que escribes...
bye

MaRy. dijo...

Yo no sé, simplemente no sé como se siente besar, ni con ojos cerrados ni abiertos (sí, no me averguenza decir que nunca he besado a nadie).

Pero seguramente, el día en que tenga que hacerlo, intentaré lo indicado en este blog.

No me identifiqué mucho con esta entrada, pues yo soy una polla metida en un cáscara aún, (como dirían mis compañeras de clase) pero en la foma como escribes, es increíble!.

Amé las entradas anteriores que no había leído, (estaba bastante atrasada con tu blog XDDD) perfectas. :)

Cuídate mucho chesco, espero verte pronto! =)

MaRy.
xxxx

Marko dijo...

Recordando*
Upa mas Rico! Aveces es medio Intimidante, pero si la otra persona los tiene cerrados, Pssss abrelos Tuuuu XD

Nykkä dijo...

Mi chico y yo a veces nos besamos de open eyes y es muy comico :D