jueves, 21 de mayo de 2009

Sueño húmedo

Reacciono. Me doy cuenta de que estoy en un lugar conocido. "¿Cómo he llegado hasta aquí?", me pregunto. Respiro, exhalo, parpadeo, analizo. Estoy en una habitación, encerrado. Miro la cama que está pegada a la pared derecha de la habitación: una cama matrimonial con sábanas de flores. Me acerco a la cama y la toco: está fría. Hay muchas almohadas que huelen a infancia, a recuerdos -tristes y felices. Una sonrisa se esboza en mi rostro a medida que recorro esta cama que, dicho sea de paso, me resulta familiar y acogedora. Me acuesto en la cama y miro el techo. Pienso en cosas absurdas mientras trato de dibujar figuras en las manchas del techo.

El sonido del silencio comienza a convertirse en ruido para mis oídos. Como si la habitación fuese un ente vivo que me escucha, comienza a sonar una canción. Logro identificarla: Umbrella, de Vanilla Sky. Sonrío y luego me acuesto de nuevo.

Comienzo a quedarme dormido. La canción había cambiado hace rato, ahora suena Viceversa, de Viniloversus. Esa canción me quita el sueño por lo que me siento en la cama. Escucho que están forcejeando la puerta de la habitación, como si intentaran entrar. Entro en pánico. Comienzo a hiperventilar, mi corazón se agita, mis ojos se exhorbitan. La puerta se abre y entra alguien. Lo que está sucediendo en mi cuerpo no cesa: empeora. Aparece ante mí alguien a quien debí haber esperado desde un principio. Camina hacia mí y planta sobre mis labios un largo y húmedo beso. Nuestros labios denotan sed uno del otro. Él se torna violento y pasional con sus caricias mientras me besa; yo le respondo de igual manera. Nos tumbamos sobre la cama mientras nuestras manos exploran desesperada y torpemente nuestros cuerpos. El ambiente se torna cálido, el aire se carga de lujuria. Las ropas comienzan a caer en el piso. Abro los ojos para ver bien a quien me besa. Veo en su rostro deseo, el deseo de poseerme y de yo poseerlo. Estamos a merced de nuestros instintos. Nuestras cálidas pieles se rozan entre sí, lo que produce que el sudor se entremezcle y humedezca las sábanas. Los besos disminuyen su violenta intensidad. Ahora denotan amor, delicadeza. Vuelvo a abrir los ojos y la expresión en su rostro ha cambiado: ahora es suave, vulnerable. En la habitación se escucha Love is only a feeling, de The Darkness.

Siento el cansancio y la satisfacción de nuestros besos. Él, también exhausto, deja caer su cuerpo sobre el mío. Siento su respiración en mi cuello. Veo su rostro y sus ojos se cierran. Mi instinto me lleva a colocar mi mano en su rostro y acariciarlo. De repente, me alarmo al ver como poco a poco él se desvanece. Mis manos comienzan a acariciar la nada. Sus ojos se abren y me miran con compasión; mis ojos dejan escapar un par de lágrimas. Ya no está, se ha desvanecido. ME quedo estático, mirando el techo todo borroso por las lágrimas que aún inundan mis ojos. Se escucha en la habitación Big girls don't cry, de Fergie. Sonrío. Cierro los ojos y me entrego al vacío de pensamiento.

Despierto. Estoy en mi pequeña pero cómoda cama individual. Me asomo a la ventana, veo el cielo nublado y la pintura resquebrajada que reviste el edificio que está al lado del que habito. Voy a la ducha y doy comienzo a mi rutina. Hoy será un largo día en la universidad...


5 comentarios:

-MaR- dijo...

¡Qué alegría que vuelvas a este rincón de recuerdos e historias que, en vez de ser guardadas en un cajón, te pedían a gritos salir a la luz pública para compartirlo con todos nosotros!
Abrazos gigantes, Chesquito...
Desde una perspectiva, un mundo a lo "Muy Marcy"

Ciruzzo dijo...

ame esa entrada u_u...
tan lujuriosa, tan calmada, tan extraña... como el panico se convierte en placer...

sinceramente, lo ame... y como no tengo mas nada que decir, te dejo!... espero que sigas eskribiendo =)

MaRy. dijo...

Por fin volviste!

Me encantó esta entrada. Y sí, es triste imaginar, soñar y cuando vuelves no encuentras nada... a mí me pasa todos los días.

Ni siquiera el Chapulín colorado nos salvará de los sueños.

Sigue escribiéndo, por favor *--*

Abrazos y Besos :)
MaRy.
xxxx

Marko dijo...

Chesco! Volviste - JAJA
Ame esta entrada, eres tan bueno detallando que me sentí dentro de esa Habitación viendo como Te Ifuseekaban - Excelente
XOXO Húmedo como tu Sueño

Israel Abraham dijo...

uyy que bueno estuvo el relato... lastima que para dejar el comentario se tuvo que cambiar la ventena, porque la musica la disfrutaba mientras leía...

Saludos!