lunes, 14 de abril de 2008

Otoño en la UCAB

Hay veces que el mundo no deja de sorprender...


Asistir a la universidad no es una obligación, es una decisión que toma cada adolescente al graduarse de bachiller de la República...

Cada día estoy más convencido de que decidí bien.


La universidad es un mundo completamente nuevo... No solo de conocimientos (bah, vamos a estar claros: se va a la universidad es para experimentar esa fabulosa, legendaria y casi hollywoodense vida universitaria de la que muchos hablan) sino también de gente nueva, individuos pertenecientes casi a nuevas especies humanas desconocidas hasta para Discovery Channel...


Pasearse por el campus de una universidad famosa de Venezuela puede ser una experiencia religiosa y casi fantasiosa: desde miembros de arraigadas tribus urbanas hasta personas solitarias sentadas en la grama escribiendo poesía o el contenido de alguna nueva entrada para un blog...

La universidad donde estudio no es la excepción. La Universidad Católica (?) Andrés Bello (UCAB) es una muestra perfecta de la sociedad que queremos y no queremos ver en la calle.


Haciendo referencia a mi escrito anterior, los disfraces es lo que más abunda. Quizás sea por "necesidad", por sobrevivir la vida universitaria o simplemente porque la falsedad es lo más chic* de la actualidad. No se y no me interesa, solo sé que eso está mal.

A veces las personas que no usamos disfraces necesitamos un retiro del "fashion boulevard" y de la feria de comida. Acudimos a la grama, el pedazo verde de la UCAB. En estos días, particularmente, se ha convertido en un
refugio perfecto. ¿Quién necesita estaciones? ¡Aquí también las podemos disfrutar! Aunque bueno, quizás no sean tan exactas como las de los países de latitudes mas altas y bajas.


El otoño llegó a la UCAB, quizás a otros lugares de Caracas y de Venezuela, pero me gusta creer que fue solo en la UCAB y así imaginarme en una universidad europea. Hojas secas y árboles desnudos contrastan con la verde grama y la tierra húmeda. Ahhh, el ambiente perfecto para el relax. La vida universitaria no es solo estudiar, rumbear y mantener un disfraz ¿saben? ¿Y que mej
or que escaparse dentro de la boca del lobo?




Mierda sí, lo sé, esta foto es EXTREMADAMENTE GAY. Lo siento, la fotógrafa captó mi PEOR ángulo.

Mis amigas y yo hemos disfrutado de nuestro "otoño tropicaliente personalizado". Hahaha, cuando hasta los frutos de un árbol particular nos divierte. Revolcarnos en las hojas secas y tomarnos fotos otoñales... Es raro cuando uno se divierte de una manera tan infantil sin necesidad de tener una copa de alcohol en la mano.


Ya terminó el otoño. Ya barrieron las hojas secas. Hoy llovió. ¿Ahora viene una "primavera tropicaliente personalizada"? ¿No se supone que viene el invierno? Oh cierto... Olvídenlo...


Esperaré sentado en la grama a la próxima estación, viendo como caducan cientos de disfraces al frente de mis ojos...

Que suerte que ya los distingo y me conseguí amigos que ni en carnavales los usan.



PD: Disculpen la b
analidad de esta entrada, les prometo algo más sesudo después.


4 comentarios:

MaRy. dijo...

Ayy! qué lindo!
adoro el otoñoo, acá en el Limón una vez pasó así, pero no pude meterme ahí y sentir ese espíritu del otoño, sólo pasaba siempre en un carro y cuano llegaba a Maracay, se esfumaba todo el paisaje, así que en esos momentos, como siempre decía una amiga: "Byeee 'otoñooo'"

sabes que cuando escribiste sobre los chicos que se sientan en la grama a escribir, me sentí super identificada, porque yo siempre hago eso en el colegioo y siempre me imagino en la universidad así´

Almenos pudiste experimentar algo parecido a una estación, a cabio yo, siempre me calo la mism estación (como tú dices) "Tropicaliente", los carros hechando un montón de humo y viendo las caras de los viejos morbosos en la calle cuando ven a una carajita con senos grandes y el trasero como el de una abeja, Pfft. . sí, totalmentee desagradable eso ¬¬

HjahakajakjajajAJaa! lo de "otoño tropicaliente personalizado" me matóooo!! hakjshjskjajajajaa!!

y las fotos igual!, especialmnte la tuya que sales con "tu peor ángulo" hajshskasjskjakja, las amée!!

Bueno, ahora sí me voy ^^
siguee escribiendo por favor, adoro este blog ^^

cuídatee Chescooo :)
saluudoooss!!
Besooos (KK)

MaRy.
xxxx

Mauro dijo...

lol como te envidio U_U disfrutaste una estacion del año =O
pareciera que fuera otra parte del mundo, como en españa o francia O.o

como dijo mary aqui es este pueblo se sufren las consecuencia del Dioxido de Carbono (esa m*erda negra que botan los carros).

por sierto es una de las primeras cosas que hare cuando valla a la universidad.. me voy a acostar en el pasto verde a leer o a escribir (se que suena infantil pero es un sueño reprimido xD) y me gusto eso de la Universidad Catolica?? xD

Verónica Rodríguez dijo...

¡Francisco! No sé por qué pero me encantó este post. Llevaba tiempo sin pasar por aquí y ahora que vuelvo me encontré esto jejeje de verdad me gustó bastante. Tal vez porque a veces a mí también me gusta imaginarme que estoy en una universidad europea, no lo sé :)

-MaR- dijo...

El otoño ucabista nos regocija en un ambiente hermoso de grandes recuerdos. Nos permite sonreir ante el paisaje y unirnos más tiempo en grama para compartir!
Y a propósito de eso, gracias por compartir esta entrada conmigo, que cada año se renueva... :)