miércoles, 7 de mayo de 2008

La ignorancia es una bendición

¿Se han preguntado por qué uno nace tan feliz y a medida que uno va creciendo la felicidad se ve reducida poco a poco?

Les tengo la repuesta...


Nacemos ignorantes. Nuestros primeros años de vida sin duda son los más hermosos para el ser humano y es una etapa que jamás se repetirá. Apenas si el único conocimiento que sabemos al nacer es quién es nuestra madre, ese ser humano que nos tuvo nueve mes
es en su vientre para por fin dejarnos ver la luz del mundo exterior. Lo demás que "conocemos" en esa etapa de nuestras vidas es el puro instinto animal.


Luego vienen los primeros pasos... La primera palabra... Las primeras accio
nes coordinadas. Vemos que los padres se enorgullecen de que el bebe comienza a ser "inteligente" pero algunos realistas/fatalistas/pesimistas -o como me quieran llamar- como yo muy en el fondo pensaríamos "damn, crece demasiado rápido y yo quiero que la felicidad le perdure".

Durante la infancia nos mandan al colegio. Ahí comi
enza un largo proceso que dura casi toda una vida llamado educación.



Se supone que nos educan para aprender nuevos conocimientos. ¿De qué nos sirven esos nuevos conocimientos? Supuestamente para tener una mejor percepción de la realidad. Para entender mejor lo que nos rodea. Para ser capaces de establecer un proceso comunicativo coherente con las demás personas. En resumen, nos enseñan que la vida no se trata sólo de uno mismo.

Pero la adquisición de conocimientos, por la vía que sea, no es precisamente un beneficio inigualable. Mientras más sabemos, más queremos saber. Mientras más queremos saber, más capaces somos de arriesgarnos por buscar nuevos saberes. Mientras más capaces somos de arriesgarnos por buscar nuevos saberes, más obstáculos se nos atraviesan. Mientras más obstáculos, más determinación por superarlos. Mientras más determinación por superarlos, menos nos importa a quién nos llevamos por delante. Y finalmente, saber demasiado puede tener consecuencias catastróficas.

El conocimiento es inversamente proporcional a la felicidad. Al menos en la mayoría de los casos.


¿Por qué creen que los gobiernos prefieren un pueblo ignorante que gobernar? Porque están felices con lo poco que tienen y así los gobernantes se aprovechan para hacer lo que les plazca. ¿Y qué pasa cuando los que saben un poco más que el promedio de la población se sublevan y expresan sus ideas? Son perseguidos.



En una relación, ¿no es la ignorancia la base de la estabilidad? Mientas más sabes sobre tu pareja, más te preocupa el hecho de estar junto a esa persona. Mientras más conoces lo que hace mientras tu no estás, más dudas de su fidelidad. Mientras más conoces sobre su pasado, más te preocupa tu futuro con esa persona.


En algunas relaciones de amistad, saber demasiado de tu "mejor amig@" puede ser un arma de doble filo. Tener a alguien en quien confiar es fabuloso pero ¿que pasaría si ese alguien decide traicionarte? Los seres humanos somos seres curiosos por naturaleza, igual que cualquier animal. Guardar un secreto no es precisamente nuestro fuerte. Entonces, ¿no sería la ignorancia la pega que mantiene unida a las personas?


Es normal que uno se pregunte cosas consta
ntemente, buscarle respuestas a esas incógnitas que nos quitan el sueño. ¿Será que me ama? ¿Será que está con otr@? ¿Sus intenciones son sinceras? ¿Soy un disfraz? ¿Soy sincer@ conmigo mism@? ¿Estará diciendo la verdad? ¿Cumplirá lo prometido?..
Tantas preguntas y tanto deseo por contestarlas pueden llenar de baches y rocas el camino a la felicidad, al menos el concepto que yo tengo de ella.



Mi intención con esta entrada no es promover la ignorancia ni mucho menos. Yo soy de los que siempre esta sediento de conocimientos. Mi intención es que mis lectores reflexionen. Que piensen que a veces es mejor no saber más de lo debido. Ha
y ciertas cosas que por naturaleza deben quedarse sin resolver. O me van a decir que no sería terrible saber que se ha comprobado científicamente la inexistencia de Dios (en mi caso, esto no me sorprendería) o que el SIDA siempre ha tenido cura pero por intereses económicos de las empresas farmacéuticas no la han mostrado al público.

Finalizo con una estrofa de la canción They, de una cantante del reino de Gales llamada Jem. La ignorancia, en varios casos, es una bendición, es la felicidad.


Do you see

what I see?
Why do we
live like this?
Is it because it's true
that ignorance is bliss?

I'm sorry, so sorry

I'm sorry it's like this
I'm sorry, so sorry
I'm sorry we do this

5 comentarios:

Death dijo...

Ohh!! Chesco, no te dije yo algo parecido en estos dias? o creo que tu me lo dijiste a mi o.o? en fin... xD

yo soy uno de esos que son insaciables (que perra sono eso xD) en cuanto a conocimiento, y mienstras menos sabemos mas felices somos xD (relativamente), pero no al revez, el hecho de saber demasiado no te hace infeliz.

por ejemplo si no supieramos que existe el SIDA seriamos mas felices a la hora de follar XD!!

si no supiermos que existe el calentamiento global, seriamos ams feliz al mal gastar nuestros recursos.

Nykkä dijo...

Hola...estoy completamente de acuerdo contigo en cada una de tus palabras. me gusta este blog y tus pensamientos
creo que volveré.
besos.

cHiCoLo! dijo...

eemm... hola!
veo que pusiste moderacion a los comentarios. me gusto esta entrada, tu sabes que me gusta como escribes, eres el unico que me obligaba a leer jaja
eemm..... te puedo llamar hoy en la noche para hablar? y dile a grecia si la puedo llamar despues que hable contigo por fa?

se te quiere burda

Vintage dijo...

sSshh!!
Yo solo se que no se nada!!
Mil besos!

∂ισя gιяℓ'ѕ dijo...

Oh My Dior! Chesco De mi Alma..! =D Tienes Mucha razon..

La Ignorancia es Una Bendicion! xD despues de q uno empieza a aprender..Ahi vienen las preocupacioneS! xD

Aww, Eres Fab* Sabs?! ^^

I Luv Yaaa..! <3*

By: Lc*