domingo, 15 de junio de 2008

¿Un paraguas nuevo?

Ya es suficiente.

Este paraguas lleno de agujeros donde se cuelan gotitas de lluvia incesante, de tamaño mediano que se va reduciendo proporcionalmente con mis casi bipolares cambios de ánimo, con pedazos de tela caídos, con manchas causad
as por el sol brillante que a veces no quiero dejar entrar... Pero a fin de cuentas, ese es mi paraguas...

A pesar del estado de mi bonito objeto metafórico con cuyo nombre designé mi esencia, mi ser, estoy dudoso en eso de "comprar uno nuevo".

Hace unos días, un lector de mi blog, cuyo nombre no voy a revelar, me dijo que si mi vida tenía tantos altibajos, que si me quejaba demasiado de todo lo que me sucedía, entonces ¿por qué no "compraba un paraguas nuevo"? Usando la temática de mi blog, básicamente, y de una manera decente, me recomendó q
ue comenzara una nueva vida, que cambiara mi personalidad, que cambiara mi forma de tratar a los que están a mi alrededor... Que cambiara... ¿Que cambiara?

¡Ja!
Olvídalo, darling.

Este paraguas viejito desde cuya sombra yo les escribo mis vivencias no lo cambio por nada del mundo. Es una muestra de que a mis escasos 17 años he tenido experiencias que me han ayudado a construir mi personalidad.

Los agujeros son muestra de que no me aíslo por completo del mundo real, del exterior... Estar encerrado en mi mundo paralelo no ayuda a mi desarrollo como persona. Me tengo que mojar un poquito de vez en cuando.


El tamaño va a depender de cuantas personas merecen entrar a mi mundo. Solo dejo entrar a las que sé que no me dañarán. Por eso a veces puede ser muy grande para refugiar a muchas personas, o muy pequeño cuando detecto traición e hipocresia y debo cerrar mi mundo hacia esas personas.

Los pedazos de tela caídos representan los intentos de mentes peligrosamente envidiosas que pretenden destruir o invadir mi mundo sin yo haberles dado alas para hacerlo. Por eso soy y seré una persona con muchos conocidos pero con pocos amigos de verdad.


Las manchas por el sol son culpa mía. Porque hay veces en los que el mundo exterior me muestra el mejor de sus días, con un radiante sol. Y yo sólo me quedo bajo mi paraguas, bajo la sombra segura, por no querer salir a disfrutar esos días. Esto sí lo tengo que corregir...

En resumen, mi viejo paraguas no lo cambio por nada. Es mi estandarte, es el símbolo del paso de mi vida. Nadie quiere estar debajo de él, pero los que yo quiero que entren, no se arrepienten de hacerlo.

Y es que como dice la bella Jem en su canción Just a ride:

Life, it's ever so strange
it's so full of change
think that you've worked it out
then bam!
right out of the blue
something happens to you
to throw you off course
and then you

Breakdown
yeah, you breakdown
well don't you breakdown
listen to me
because
It's just a ride, it's just a ride
no need to run, no need to hide
it'll take you round and round
sometimes you're up

sometimes you're down
it's just a ride, it's just a ride
don't be scared
don't hide your eyes
it may feel so real inside
but don't forget it's just a ride

Y agrego el final de la canción: DON'T FORGET ENJOY THE RIDE*


¡Bienvenida, chica Vintage, a mi paraguas!

5 comentarios:

Vintage dijo...

Ayy chesco!
Tengo rato escribiendo y borrando!
No se que decirte!!
Gracias por permitirme entrar a tu paraguas!!

DON'T FORGET ENJOY THE RIDE,
i enjoied with you yesterday!!

Mil besos!!!

Rodo* dijo...

yo la quiero conocer ='(

The Rainbow Pride Boy dijo...

OMGG Chesco, escribes muy bien.

Primero, nunca permitas que NADIE te diga cómo debes hacer las cosas. Unas de las moralejas que me ha dejado mi accidentada existencia es que las experiencias vividas son lo único que nos queda cuando todo (y todos) se han ido.

Yo suelo ser una persona vulnerable con aquellas personas que tienen el poder de ganarse mi atracción o amistad. He aprendido a protegerme de eso, a frenar cada intento de cambio. Siempre he dicho que soy diferente dentro de un grupo de gente diferente, y que eso ya es una vaina bastante difícil de asumir. En realidad, es genial.

Conozco poca gente, sobretodo que sea gay, que comparta mi manera de ser y ver las cosas. Puedo contarlos con los dedos de una sola mano. Mi mejor amigo, mi mejor amiga, y un par de individuos más. Lo poco que sé de ti me hace pensar que tienes potencial para ser un profeta de verdades invisibles. Ojalá, ojalá...

Escoge bien a tus amigos, olvida a la gente que no te aporta nada y recuerda siempre que tú, más que nadie, eres perfecto si estás feliz contigo mismo y con tus decisiones.

Es posible ser condescendiente (O dejar pasar algunas gotas, usando la metáfora) con nuestras debilidades y bajar la guardia un rato para ver si las cosas no son tan malas como esperábamos. Lamentablemente suelen serlo, es mi caso, pero no por eso dejaré de intentar encontrar la gota que valga dentro de las millones de caen.

Adelante, siempre al frente.

Un abrazo, colega.

PD: OMGG esa es VINTAGE?! La quiero conoceeeeeeeeeeeeeeeeeer!

Valeria dijo...

Yo prefiero tener un paraguas (aunque no soy muy fan de ellos, prefiero mojarme cuando llueve) viejo y desdeñido que todavía funcione antes de comprarme uno nuevo. Prefiero el viejo y achacado que no me ha abandonado bajo tanto chaparrón antes de uno nuevo, que quien sabe te sale "made in china" y en lo que lo vas a abrir, en lo que le llega su primera lloviznita y dices "me lo voy a estrenar" se pone al reves, para atras, se le rompen los alambritos, y te arrepientes de haberselo regateado al señor de la tienda y no tener garantía, NO señoor!

Y creo que eso va con todo, excepto la comida que mientras añeja, mas "peor" la indigestion.

Muchos love!
:]

Nykkä dijo...

:) Muy buen post, y el anterior tambien!!! como estás..?

me indentifiqué con las cosas que querias, eso de que alguien te escribiera, te dijera te ao etc etc..yo consegui eso, es muy muy genial, se que tu encontrarás esa persona.
p.d te ves muy cute en esa pic ^^